Actualidad

Compartir

Contacto
Valle Puyehue: La evolución de las empanadas con sabor artesanal
Todo comenzó hace 12 años, cuando la contadora Daniela Báez, ingresó al rubro gastronómico con una pequeña cafetería en una tienda de retail.

Allí preparaba sus productos en un lugar muy reducido y tras esa experiencia, comenzó a surgir la idea de ampliar su local. Luego en el 2015, descubrió una fábrica en arriendo que le interesó. "Cuando  vimos esta publicación nos arriesgamos, aunque nos asustaba un poco los valores de arriendo y el poco capital disponible", sostuvo la emprendedora.



20/02/2019

Así fue como junto a su esposo Francisco y su hermano Álvaro, comenzaron su trabajo con una cartera de 12 clientes y una venta promedio de 6 millones mensuales. Aún así, la profesional notó que este local arrendado, situado en un camino interior de la ruta 215, no le permitía crecer de la forma esperada, por lo que junto a sus socios decidieron buscar nuevos horizontes que cumplieran con todas sus expectativas.


Fue así como a mediados del 2017, Valle Puyehue, empresa que se dedica a la elaboración de empanadas artesanales y masas horneadas de primera calidad, adquiere una parcela propia en el sector de Polloico (KM 10 de la ruta 215), renaciendo con la misma calidad y sabor con la comenzaron sus sueños de emprendimiento. "A través de los años nos hemos dedicado a entregar productos artesanales con materias primas de primera calidad, donde privilegiamos el sabor, la tradición, el gusto de que nuestros clientes sienten en cada bocado, que los  transporta al pasado, al aroma de la abuela o de las comidas familiares", apuntó Daniela.



A su vez, comentó que "es muy importante para nosotros nuestro equipo de trabajo. Aquí contamos con 10 personas muy valiosas que tratamos de hacerlas participes de cada uno de nuestros logros. Siempre buscamos que se sientan parte de este emprendimiento, ya que el compromiso de ellos es primordial en toda la cadena de producción, para lograr que nuestros productos sean  de la mejor calidad, optimizando tiempos de entrega y así ganarnos la confianza de nuestros clientes".


En cuanto a su conocimiento sobre el Centro de Desarrollo de Negocios Osorno, la emprendedora comentó que supo de esta entidad a través de la asesora, Rocío Pozo quién los invitó a incorporarse como clientes. "Acudimos al Centro porque queríamos crecer y además una asesoría como la que ellos entregan y en forma gratuita, es imposible no tomarla. Comenzamos trabajando en determinar los costos reales, los márgenes mensuales, porque no sabíamos a ciencia cierta el resultado, esto permitió ordenarnos para decidir invertir en la construcción de la fábrica. De igual manera, desarrollamos un plan de negocios, enfocándonos en aspectos de marketing y ventas, y en otros temas de recursos humanos".


Sumado a esto, sostuvo que "también hemos participado en seminarios, capacitaciones y charlas que nos entregan, las cuales son muy buenas y enriquecedoras para los emprendedores. Gracias a todo este trabajo, nuestra facturación ha incrementado el 200% y nuestra cartera de clientes hoy asciende a 90 proveedores locales".


A futuro, la profesional mencionó que "queremos transformar este espacio en la ruta 215 en un centro gastronómico, con dos objetivos principales. El primero es posicionarnos como una picada reconocida en la zona, tanto por la calidad de nuestros productos, como las preparaciones caseras y tradicionales que buscamos rescatar. Y segundo, otro de nuestros proyectos es implementar nuestra propia cervecería, de la cual ya hemos realizado pruebas y estamos en vía de desarrollo de esa actividad. Por otra parte, para nosotros es importante el tema ambiental, por lo que igual estamos ideando nuestros puntos de reciclaje y queremos transformarnos en una empresa sustentable, aplicando un sistema de energía eólica, para aprovechar los vientos que hay en el sector".



Síguenos
Sitio web optimizado para navegador Chrome, Firefox, Safari e Internet Explorer 11 o superior.